5 métodos SEO anticuados que debes dejar de usar

5 consejos eficaces para mejorar tu linkbuilding
29 mayo, 2017
Los 5 mejores plugins para redes sociales
22 junio, 2017

Google, el principal motor de búsqueda y una de las multinacionales más importantes del planeta, utiliza una serie de algoritmos para su funcionamiento. Con el objetivo de mejorar la experiencia de sus usuarios, estos algoritmos evolucionan constantemente para adaptarse a las nuevas tendencias de uso de la red.

La transformación periódica e ininterrumpida de las herramientas de internet supone que muchas de ellas vayan quedando obsoletas. Por esta razón, algunas técnicas SEO han quedado anticuadas, y su utilización puede resultar contraproducente. Enumeramos aquí 5 métodos SEO que han quedado obsoletos y que los usuarios deberían dejar de practicar:

1 – Publicación de artículos gratuitos

Esta práctica no es que haya quedado obsoleta recientemente, es que es totalmente inútil ¡desde 2011! Sin embargo, algunos usuarios despistados siguen insistiendo con ella.

En la web hay un sinfín de herramientas que permiten encontrar artículos gratuitos con una temática acorde a la de tu web, a la vez que generan links a la misma. Pues bien, desde 2011 Google no sólo detecta el contenido duplicado y valora la calidad de los sitios que publican este tipo de enlaces, sino que incluso penaliza a las webs que no publican contenido original.

2 – Intercambio de enlaces

De igual modo que el punto anterior, este punto trata de la consecución de links para tu sitio web. Habitualmente, se da la práctica de intercambiar links entre páginas para generar enlaces de forma fácil y rápida. De hecho, estos intercambios suelen realizarse entre sitios que no comparten ni siquiera la temática.

Este método sencillo (y vago) de linkbuilding es contraproducente principalmente por un motivo: Google detecta cuando los enlaces no están directamente relacionados con el contenido de la página en sí. ¿Un enlace a una farmacia desde una web de repuestos para grúas, por ejemplo? Google, desde luego, no es estúpido.

3 – Creación de contenido irrelevante o escaso

Hay quien piensa que lo importante es que una web genere contenido, aunque este sea escaso o claramente irrelevante. Nada más lejos de la realidad.

Es cierto que la creación periódica de contenido de calidad para nuestra web no es una tarea fácil. No obstante, de la contundencia y originalidad del contenido de tu sitio puede depender en gran medida el conseguir buenos enlaces.

Así que ya sabes: dedica los recursos necesarios a la creación de un contenido web relevante y de calidad. ¡Puede suponerte muchas ventajas y marcar la diferencia!

4 – Centrarte únicamente en los rankings

Este es uno de los errores más frecuentes a la hora de hacer una optimización SEO. Y, al mismo tiempo, es uno de los puntos más importantes si queremos tener éxito en el posicionamiento de nuestra web.

Hay que tener en cuenta que, si bien aparecer en los primeros resultados de búsqueda de Google es el principal objetivo, debemos saber cómo se relacionan dichos resultados con las analíticas de nuestro sitio web.

Es decir, tenemos que conseguir aparecer en los primeros resultados de búsqueda que estén relacionados con el lenguaje natural de nuestros potenciales clientes. Me explico: no debemos contentarnos con aparecer arriba en el ranking cuando buscamos términos secundarios de nuestra actividad. Por ejemplo, de nada sirve a un gimnasio aparecer en los primeros resultados de búsqueda de “mancuernas de titanio” si cuando un posible cliente busca un gimnasio para apuntarse, este ni siquiera está presente entre las primeras páginas.

5 – Descuidar el diseño web

La presentación y accesibilidad de nuestra web influirá mucho en la opinión que nuestros clientes tengan de nosotros. La impresión visual siempre es la primera que se tiene, y si esta es negativa puede influir en toda la actividad posterior. De hecho, para alguien que no sepa nada de nuestros servicios, de la primera impresión que deje nuestra web puede depender que nos tenga en cuenta o no.

El diseño web engloba la apariencia, la usabilidad, la facilidad y velocidad de navegación, etc. Por lo que es imprescindible optimizar este diseño al máximo. El diseño web debe estar orientado además al SEO propiamente dicho, claro está. Una buena estructura, con URLs claras y con sentido e imágenes optimizadas y con atributos Alt son características fundamentales de una buena web. Google lo valora todo.

 

Y tú, ¿sigues practicando alguno de estos métodos obsoletos? Si es así, ¡no lo hagas más! Espero que este post os haya podido servir de ayuda.

¡Un saludo!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies